Vender un Negocio

La compraventa de una empresa es un proceso mucho más complejo que cualquier otra compra o venta, pues una empresa es un elemento vivo, con un valor que aumenta o disminuye en virtud de la gestión empresarial, del paso del tiempo, del ciclo económico. Lanzarse al proceso sin ninguna ayuda supone un gran riesgo.

Cuando el empresario se enfrenta en solitario al proceso de venta se ve obligado a desatender su empresa, lo que deteriora sus resultados y provoca una caída del valor de la compañía, justo cuando los resultados deberían reflejar el verdadero potencial de la misma.

Nadie conoce el negocio mejor que el propietario, pero la venta es otro tema. Contar con asesores supone la utilización de una metodología para maximizar la calidad del proceso de presentación de la información, búsqueda de candidatos y negociación, así como cierre satisfactorio de la transacción.

¿Cuánto vale la Empresa?

Los Compradores están primordialmente preocupados por obtener un retorno decente sobre su inversión. Los Vendedores tienden a darle un valor sentimental que a veces distorsiona el precio verdadero.

Al ser el negocio un “elemento vivo”,  debería valuarse como tal. Por eso se utiliza el Método de Flujos de Caja Descontados, tomando en cuenta factores como Costo de Capital, para asi llegar a un Valor Patrimonial verdadero.

Un Corredor de Negocios ayuda al dueño del negocio a determinar el verdadero valor de su negocio, y más significativamente, asisten a compradores potenciales a entender las razones para la determinación de dicho valor y a estructurar una venta que maximice los beneficios del comprador y vendedor.

Siempre teniendo en cuenta, que una iniciativa de negocios al igual que cualquier activo, vale lo que el comprador y/o el mercado esté dispuesto a pagar.