Entusiasmo en tu Negocio

No existe un negocio que prospere por sí solo. Se necesita de un emprendedor que tenga la pasión y el entusiasmo para llevarlo adelante. Se necesita de empuje, liderazgo y determinación. Se necesita esfuerzo y trabajo duro.

Ralph Waldo Emerson dijo, “No se logra nada grande sin entusiasmo”. Yo creo eso con todo mi corazón. He encontrado que es verdad en mi vida. Tienes que tener pasión, tienes que tener entusiasmo, o nunca vas a llegar al final.

¿Cómo hago eso? ¿Cómo mantengo mi entusiasmo día tras día a pesar de los retrasos y las dificultades, los callejones sin salida, los problemas, las presiones y las críticas? ¿Cómo puedes mantener tu entusiasmo por más de treinta años?

El pensamiento positivo no es suficiente. Animarte a ti mismo no es suficiente. Hablarte de una forma optimista no es suficiente.

La forma en la que te mantienes entusiasta por toda la vida se encuentra en la palabra “entusiasmo”. La palabra entusiasmo viene de la frase griega en theos. En es la palabra griega para la palabra en español “en”. Theos es la palabra griega para “Dios”, así que en theos significa estar “en Dios”.

Cuando estás en Dios, serás entusiasta. Es el tipo de entusiasmo que no se ve afectado por la economía o el clima o tus circunstancias. Es eterno porque tú estás anclado al Dios eterno. Estás en Cristo.

Todo lo que te venga a la mano, hazlo con todo empeño.” (Eclesiastés 9:10a NVI)

Si quieres que tu trabajo sea bendecido por el Señor, lo primero que debes hacer es comenzar a trabajar con entusiasmo.

El entusiasmo no se basa en lo divertido que sea tu trabajo o cuánto te pagan; está basado en porqué haces lo que haces.

Si quieres sentir entusiasmo acerca de tu trabajo, recuerda estas tres cosas:

Tu trabajo es una prueba de Dios. “El que es honrado en lo poco, también lo será en lo mucho;… Y si con lo ajeno no han sido honrados, ¿quién les dará a ustedes lo que les pertenece?”

Dios observa lo que haces, aun cuando nadie más lo haga. “Esfuérzate por presentarte aprobado ante Dios como un trabajador que no tiene nada de qué avergonzarse” (2 Timoteo 2:15 PDT)

Tu actitud determina tu gozo. “El que trabaja duro se convertirá en líder, pero el perezoso siempre estará esclavizado” (Proverbios 12:24 PDT)

No puedes tener éxito en la vida hasta que cambies la actitud que tienes hacia el trabajo que estás haciendo hoy. Romanos 12:11 dice: “No sean nunca perezosos, más bien trabajen con esmero y sirvan al Señor con entusiasmo” (NTV).

La rectitud y la formalidad dentro de los negocios también son cosa de Dios.

“Dios quiere que seas honrado en todos tus negocios.” Proverbios 16:11 (TLA)

Dios no bendice la deshonestidad. “El Señor exige el uso de pesas y balanzas exactas, él es quien fija los parámetros de la justicia.” (Proverbios 16:11 NTV). Eso incluye salarios, ventas, e impuestos.

Como podemos mantenernos rectos y entusiastas en nuestros trabajos y emprendimientos? La respuesta, estando “en Dios”, y como estamos en Él? La respuesta es mas fácil aun, simplemente abrimos nuestro corazón, y recibimos su infinita gracia inmerecida, reconocemos que sin Él nada somos, agradecemos su infinita misericordia y le pedimos que guié nuestros pasos. Para Él nada es imposible.

 

Autor:

Rick Warren

Fuentes: 

http://pastorrick.com/devotional/spanish/vive-entusiasmado-con-tu-trabajo

http://pastorrick.com/devotional/spanish/para-obtener-entusiasmo-obtenlo-en-dios

http://pastorrick.com/devotional/spanish/tus-negocios-son-los-negocios-de-dios

Pueder ver también:  http://blogeable.com/tus-negocios-son-los-negocios-de-dios/